Aumento mamario

La mamoplastia de aumento es un procedimiento quirúrgico que consiste en aumentar el volumen de las mamas mediante la introducción de una prótesis.

Las mamas constituyen un signo de feminidad por excelencia y las alteraciones de volumen y forma tienen un impacto social y psicológico importante en la mujer.

Por lo tanto la mamoplastia de aumento está indicada en aquellas mujeres que presentan unas mamas de tamaño pequeño, que se han quedado vacías después de pérdidas de peso, embarazos y lactancias o para tratar las asimetrías mamarias.

La cirugía:

El cirujano plástico debe valorar las características individuales de sus mamas, la forma, el tamaño, las medidas del tórax y el deseo de la paciente.

La mamoplastia de aumento se realiza en quirófano y bajo anestesia general.

La colocación de la prótesis puede realizarse a través de una incisión alrededor de la areola , en la axila o en el surco submamario. La prótesis puede colocarse en distintos planos, debajo de la glándula o bajo el músculo pectoral.

La prótesis actuales empleadas son de gel de silicona cohesivo, para su mayor seguridad, y pueden ser de forma redondeada o anatómica ( en forma de lágrima o de pera)

La duración de la intervención es de 1 a 2 horas. Se colocarán drenajes y el alta suele darse al día siguiente de la intervención.

Después de la cirugía:

Dependiendo del tipo de trabajo que desarrolle, la incorporación a la vida normal puede ir desde pocos días hasta 2 ó 3 semanas.

La paciente debe seguir las instrucciones de su cirujano plástico en cuanto a la medicación para controlar las molestias, el sujetador, actividades que se pueden realizar, ejercicio, etc.

Posibles complicaciones:

La mamoplastia de aumento es una técnica segura pero no está exenta de los riesgos asociados que pueden aparecer en cualquier operación.

Las principales complicaciones son la contractura capsular (cicatrización interna anómala que le da a la mama un aspecto endurecido), hematoma, infección, alteraciones de la sensibilidad del pezón o cicatrices inestéticas.

Las complicaciones son poco importantes en cuanto a su tanto por ciento peró se han de explicar a la paciente antes de la decisión de la intervención.

Resultados:

La mamoplastia de aumento es una técnica con un balance positivo en cuanto a riesgos y beneficios para la paciente.

Es una de las cirugías estéticas más frecuentes y que cuenta con un alto grado de satisfacción postoperatoria.