Lifting Facial

Tras el paso de los años, el efecto de la gravedad, la exposición solar y el estrés producen en la cara signos de envejecimiento que empeoraran con el efecto del tabaco y del alcohol.

Se acentúa el surco nasogeniano, el margen mandibular pierde la definición y el cuello presenta flacidez. Solventa sobretodo el descolgamiento de los tejidos.

El objetivo de la intervención es conseguir un aspecto más juvenil y la técnica se habrá de adaptar a cada rostro según el tipo de piel y la estructura ósea.

Antes de la cirugía:

En la consulta el cirujano plástico evaluará las características de su cara y los problemas a corregir.

También se valorará su estado general de salud y se le proporcionará instrucciones específícas acerca de cómo prepararse para la intervención.

La cirugía:

El lifting se realiza en quirófano y es necesario un día de ingreso habitualmente. Se realiza bajo anestesia local y sedación o bien bajo anestesia general.

El lifting cervicofacial suele durar entre 2 y 3 horas aproximadamente.

La intervención consiste en tensar la capa muscular y cutánea de la cara y el cuello, eliminando la piel y grasa sobrante.
Habitualmente la incisión empieza por delante de la oreja y en la línea de implantación del pelo. Cuando se ha de tratar también la flacidez del cuello, en muchos casos se suele asociar una cicatriz debajo del mentón.

Se suelen asociar otras cirugías faciales como la blefaroplastia y en el postoperatorio otros tratamientos de medicina cosmética como el botox o las infiltraciones con ácido hialurónico.

Tras la cirugía se coloca un pequeño drenaje detrás de la oreja que puede ser retirado al día siguiente y un vendaje ligero.

Después de la cirugía:

Tras un lifting la cara estará hinchada y aparecerán hematomas que pueden persistir durante 2 ó 3 semanas, periodo en que se debe evitar la exposición solar.

Durante los primeros días postintervención deberá guardar reposo y descansar con la cabeza elevada. Si se ha realizado un proceso cervical se suele colocar una mentonera durante unas semanas.

Posibles complicaciones:

Las complicaciones del lifting son infrecuentes cuando es realizado por un cirujano plástico cualificado.

Entre las posibles complicaciones encontramos: hematomas, infecciones, lesión de alguna rama motora del nervio facial, problemas de cicatrización o necrosis más frecuentemente asociadas al consumo de tabaco,  pérdida de pelo en las zonas de cicatriz y sensación de acorchamiento transitoria.

Resultados:

El resultado de un lifting no es inmediato sino que deberemos esperar a que desaparezca por completo el edema y termine el proceso de cicatrización.

Los resultados del lifting son duraderos y aunque el proceso de envejecimiento es imparable, esta intervención consigue enlentecerlo.